En algún lugar

"De pequeño me impusieron las costumbres, me educaron para hombre adinerado, pero ahora prefiero ser un indio que un importante abogado"

Extremoduro


jueves, 8 de diciembre de 2016

"Tercer Movimiento y Cuarto Moviemiento: Lo de fuera y lo de dentro. Coda Flamenca otra realidad"

Un cigarro tras otro. Los lío, los fumos y los vuelvo a liar para seguir fumando. Estoy solo en esta casa. Una casa que empieza a no pertenercerme. Ayer tenía el cerebro partido. Hoy lo tengo hecho astillas; me he levando, he fumado y me he vuelto a la cama. Son las 13:30h. de un día festivo que acompaña un anticiclón maravilloso, pero yo estoy acurrucado, viendo de de reojo pasar el día, el soleado día.
La soledad fría que siento se transforma en dolor. Un dolor insoportable que únicamente soy capaz de paliar con el edredón por encima. Mentras imagino, para hacerme más daño que el mundo gira, ríe, caga y llora sin necesidad de un necio más.
El dolor es profundo ¿cómo se puede sentir dolor sin heridas? Ya verás es pasajero. Esto es una farsa. Ni tan siquiera los pájaros cantan para mí. La oscuridad si cierne sobre mí. Y esta es la única verdad. Ya no creo en los fármacos. Y esta es la única verdad inmutable. No creo en las terapias, las voces se amontonan en mi cabeza. Luz, recuerdos y las proyecciones del futuro, se entremezclan con deseos y anhelos, y el subsconciente que por lo visto tiene mucho que decir el hijo de puta.
Me meto en la cama y sueño, y ahora no sé si estoy soñando o estoy despierto. Miro por la ventana y veo conformismo, felicidad y rendición. Yo estoy hecho de pedazos de recuerdos borrosos y de sueños inalcanzales. Es una buena mierda querer expresarlo, es difícil, doloroso e increiblemente frustante.
Muere fente huyendo de guerras y se ahogan en los mares camino de una mejor vida. Y yo os digo quedaros y luchar, morir como valientes y no tendréis que vivir como cobardes. Como vivimos aquí, cargados de alajas, acomodados en nuestras farsas y enfermos necesitados de la nada.
Mi mente ya no hay quién la pare es una gran bola de mierda rodando pendiente abajo. Digo sí, pero en realidad es no. No puedo continuar pero por la responsabilidad que no me han regalado nuestros valores, nuestra cultura hace que te veas como un puñetero monstruo al cual le siguen inyectando vida artificial para que los otros sigan mirándote y sintiéndose mejor.
Podría ser unapase de la nada a la eterna oscuridad lleno de color, sonrisas, de esperanzas de falsa eternidad, pero no; está siendo un puñetero infierno, que digo un infierno, preferiría bajar al infierno que seguro se está calentito y demonio cuenta cuentos picantes y carentes de tabúes constantemente, con nieve bien baratita. Pero no recibo invitación, y yo digo tal vez mañana, tal vez llegue en el momento menos inspirador, menos poético, menos enérgico cargado de positivismo enganchado de una presa a 300 metros del suelo. Tal vez tenga que continuar oyendo voces durante mucho tiempo; aquí fumando una un cigarrillo tras otro. Esperando que el infierno sea sólo humo; que el desanimo no pueda conmigo que florezca la primavera y los besos vuelvan. Vagando tranquilamente por el océano del tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario