En algún lugar

"De pequeño me impusieron las costumbres, me educaron para hombre adinerado, pero ahora prefiero ser un indio que un importante abogado"

Extremoduro


lunes, 7 de noviembre de 2016

Via de Escalada Ocells de Niló a Àger

Sábado de supuestas lluvias aprovechamos para cocinar. Preparamos magdalenas veganas:




El sábado por la noche después de cenar un kebab en Vic cogemos y nos vamos a Àger. Objetivo Ocells de Niló. Vamos Nàsser, LLuis y Alberto. La vía ya la conocía yo. Había ido con un amigo meses atrás y después del primer largo se nos puso a llover y tuvimos que rapelar. 

Llegamos muy de noche pero aún reconozco el lugar y nos ponemos justo debajo de la pared. 

Por la mañana unos cazadores nos avisan que estarán por allí haciendo batidas. Pero que no nos preocupemos. Esta vez al menos fueron amables. 

La aproximación no tiene secreto. Si leis la reseña de http://escalatroncs.com/2012/11/01/ocells-nilo-nylon-ager-serrat-alt/ veréis que es fácil y obvia. Recto arriba hasta que te das de bruces con la pared buscas un puente de roca a dos metros del suelo y un parabolt un poco a la izquierda como a 6-7 metros del suelo.

Lluís se anima y realiza el primer largo. Násser y yo salimos casi al mismo tiempo y en nada estamos en la primera reunión. El primer largo es selectivo. No es difícil pero para ser veraces por la expo, yo le pondría un 6a. 

Segundo largo es de transición y poco hay que añadir. Vas haciendo sin grandes complicaciones. La tercera tirada la hace LLuís. Es un poco característica por el techillo que tiene que te obliga a ir a la izquierda y luego nuevamente a la derecha a buscar la reunión.
La cuarta tirada, esta la hago yo, es guapa tal vez la mejor, algo vertical con rallas que te van dando las presas que necesitas. 
La quinta y última tirada le pido a LLuís que me deje hacerla a mí. Porque de echo la vía creo que merece la pena por la última tirada con ese flanqueo a la derecha y luego la chimenea. Sin muchas complicaciones y sin utilizar flotantes llego arriba donde monto con un mega empotrador y dos cintas la última reunión para reencontrarnos y celebrar la escalada. 
Es una vía recomendable. Con los seguros justos, pero con infinidad de posibilidades de autoprotección. A mí me gusta apurar hasta intentar sólo utilizar lo que hay en pared. Sentir el aire entre seguros hace que mi mente se desconecte por completo y únicamente me concentre en el siguiente movimiento. Tocas la piedra que sea la correcta, colocas el gato con suavidad y aplomo al mismo tiempo. Te invade una sensación de ingravidad que me reconforta. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario