En algún lugar

"La necesidad del momento ganaba siempre a las promesas del futuro, por muy tentadoras que éstas fueran"

Karl Ove Knausgard

lunes, 18 de enero de 2016

Esquiando en FontRomeu y subida a Cambra d'Ase

El corredor Vermicelle a Cambra d'Ase

Nos levantamos en Font Romeu para alquilar los esquís de los niños en Interesport (los dos equipos por algo más 8 euros¡!). Un terrible señor, con una voz aflautada, lleva dando la vara desde las siete de la mañana. Hace un frío que pela dentro de la furgo (-8º), la arrancamos porque ya hay vehículos arriba y abajo. Me asomo fuera y veo un río de runnings pelados de frío con sus mallas y sus ropas fluorescente que se mueven arriba y abajo para entrar en calor. Hay una carrera. Hombres y mujeres, muchos de ellos pasados de los 40, se preparan para alcanzar la satisfacción personal a través de sus caminos balizados. 

Desayunamos, y cogemos los esquís. Salimos para las pistas. En esta estación hay una zona para principiantes gratuita. Se quedan allí para pasar un día con unos amigos que nos prestan sus forfaits para que hagan alguna bajada por otras pistas.

Yo me voy a St, Piere els Forcats dónde intentaré subir sólo por la canal de Vermicelle hasta la cima de Cambra d'Ase (http://www.rutespirineus.cat/rutes/corredor-vermicelle-a-cambre-d-aze) que hace algo más de 2.700m. En total 1200 de desnivel con una inclinación de 45º en sus últimos 250 m (aproximadamente).

A las 10:30 me pongo a caminar. La nieve es polvo y es una auténtica marranada caminar así. Una hora más tarde estoy en la base de la canal y del fantástico circo que es la Cambra d´Ase. Hay varias canales por las que ascender yo como voy solo iré por la que en principio es la más fácil (luego está la ancha que difiere de ésta en 5º).

Me he cruzado con un par de grupos que dicen que no subirán que lo ven bastante mal. Hay poca nieve y es en polvo. 

En la misma base de la canal ancha veo a tres y un poco más arriba otros tres. Me doy prisa a ver que hacen estos. Pillo a los primeros y en ese momento se dan la vuelta los que estaban más arriba. Nos cruzamos. Les pregunto por la Vermecille y me dicen que había seis por ahí purulando pero que se han ido. ¿Hoy todo el mundo se va? Nos quedamos los cuatro. ¿Qué hacéis? Yo voy a subir por esta aunque sea. Empiezo a caminar y en poco rato le cojo ventaja. La nieve está asquerosa, polvo y alguna placa de 15 cm. Un poco más arriba te hundes hasta la rodilla tocando la piedra. Les voy abriendo huello zizagueando. En un momento dado me flojean las fuerzas. No he parado desde la salida y noto mi mala forma física. Cuando solo me quedan 50 metros para el final una rampa en la pierna me duele bastante y bajo bastante el ritmo. Por fin llego al final de la canal. Ahora una pequeña arista cargada de nieve de algo más de calidad hasta la cima. 

En la cima le hago una foto a un grupo. Amigos de los que están todavía en la canal. Me como un trozo de bocata duro como el hierro. Bebo agua y para abajo. Me duele la pierna izquierda todo el retorno. Llego abajo 5.30 después de haber salido. No está mal. Sin paradas ponía 5.15 y yo he estado un buen rato disfrutando de las vistas. ¡Qué mierda de tabaco! 

Nos encontramos abajo con los niños y los amigos que vienen de disfrutar de un día de esquí. Vuelta a casa por el robo-peaje del Cadí.

Por cierto muy recomendable la excursión.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario